Lunes - Viernes
09:30 - 14.00 | 16:00 - 19:30

Calle Sánchez Llevot Nº10
Bajo

consulta@drbcortes.com
 

923 994 605
 

Terapia individual

Este formato de terapia se emplea para resolver una queja que la una persona considera un problema o una dificultad.

Los principales objetivos de la terapia individual son tratar Problemas Intrapersonales como pueden ser depresión, ansiedad, fobias, problemas de adaptación, resolución de conflictos, adicciones, nuevas habilidades para afrontar situaciones difíciles, trastornos psicosomáticos, trastornos de la alimentación (Bulimia, Anorexia, Trastorno por Atracón...), obsesiones y compulsiones, problemas laborales, duelos complicados, dificultades para recuperar la salud mental ocasionada por una enfermedad no psiquiátrica como el cáncer, accidentes o tras un aborto autoinducido o espontáneo; y para tratar Problemas Interpersonales como son dificultades en la relación de la persona con algún miembro de la familia u otra persona para ella significativa, recuperar la salud mental tras un divorcio o separación, etc.

terapia individual

La terapia individual también suele utilizarse para mantener un estado de salud en los casos de enfermedades graves como el Trastorno Bipolar, Trastorno Obsesivo-Compulsivo o la Esquizofrenia, donde además de enseñarles a detectar la aparición de un episodio agudo, favoreceremos soluciones alternativas para hacerles frente.

Una sesión de terapia indivudal dura entre 60 y 90 minutos. El espacio entre sesión y sesión suele variar de acuerdo a la intensidad o naturaleza de la dificultad o problema a tratar. Lo más usual es que entre la primera y la segunda sesión transcurran 2 semanas. Luego, a medida que se vayan alcanzando mejorías, este intervalo entre sesión y sesión se va aumentando llegando a ser de tres semanas, un mes o mes y medio.

Existen muchos modelos de Psicoterapia individual. Particularmente, trabajo con la Terapia Sistémica Breve, que engloba a varias escuelas estrechamente relacionadas entre si, principalmente la Terapia Estratégica del modelo del Mental Research Institute (MRI) de Palo Alto, la Terapia Estratégica de Haley y Madanes, la Terapia Centrada en Soluciones y la Terapia Narrativa. Sin embargo, en otras ocasiones introduzco técnicas y estrategias cognitivo-conductuales o la hipnosis clínica ericksoniana.

El formato de terapia individual no es incompatible con la presencia en sesión de otras personas que deseen ayudar. Por ejemplo, en algunas sesiones puede estar presente un miembro de la familia, el cónyuge o un amigo o amiga. Mi forma de trabajar se basa en la premisa en que mientras más personas quieran resolver un problema, más fácil resulta resolverlo. De esta manera se trata de abordar el problema de una manera eficiente con el menor número de sesiones, pero siempre las que sean necesarias. De acuerdo a los estudios en psicoterapia, se suelen emplear de 7 a 8 sesiones para resolver la queja familiar de una forma significativa, sin embargo, pueden ser menos o más.

Lograr una buena relación terapéutica es fundamental, así como la motivación de la persona para cambiar y superar el problema o dificultad. Dentro de la sesión se utilizan las técnicas y las estrategias que el terapeuta considere conveniente para cada caso, siempre dentro del respeto y las propias creencias personales. Al final de cada sesión se suele dejar una o varias tareas para practicar en casa hasta la próxima cita.

La terapia termina cuando la persona considera que ya no es necesario continuar con el tratamiento debido a una mejora sustancial de la situación o de común acuerdo con el terapeuta.Por supuesto, si fuese necesario se puede marcar una cita a mediano plazo para ver cómo van las cosas y realizar un seguimiento correcto.