Psiquiatría forense, peritajes, peritación psiquiátrica en Salamanca
 

Lunes - Viernes
09:30 - 14.00 | 16:00 - 19:30

Calle Sánchez Llevot Nº10
Bajo

consulta@drbcortes.com
 

923 994 605
 

PERITACIONES PSIQUIÁTRICAS

Psiquiatría forense - Peritajes

Para cualquier consulta de peritajes psiquiátrico-forenses se debe tratar directamente con el Dr. Benjamín Cortés, para ello contamos con tres opciones de comunicación:

Teléfono

923 994 605

Formulario

Ir al formulario

En la Especialidad de Psiquiatría forense convergen dos ramas, la práctica de la psiquiatría y la práctica del derecho.
Es una especialidad que se dedica al estudio de las relaciones de los temas psiquiátricos y el marco legal que rige la práctica del derecho. Estudia, por un lado, las implicaciones legales que tienen la práctica clínica de la psiquiatría, y por otro lado también la tarea pericial propiamente dicha. Esta última consiste en realizar evaluaciones psiquiátricas con el fin de contribuir a abogados y jueces, a llegar a conclusiones a partir de los datos psiquiátricos aportados por el perito.

La psiquiatría forense se desarrolla tanto en la Justicia Penal como en la Civil y en lo Contencioso-Administrativo.
Para aclarar las implicaciones de la Psiquiatría forense, esta permite responder a preguntas como:

  • ¿Cuál es el estado mental de un detenido?
  • ¿Cometió el delito siendo consciente de las consecuencias o sabiendo que es lo que ocurriría en cualquier caso?
  • ¿Existen pruebas suficientes que demuestren que el acusado era realmente consciente de la gravedad de la situación en la que se encuentraba?
  • ¿Era el detenido responsable de sus actos al punto de haber tomado una decisión un el momento determinado de su vida?
  • ¿Tiene el individuo capacidad de obrar y realizar operaciones tales como contratos (de compra o matrimoniales)?
  • ¿Tiene el individuo capacidad de realizar y firmar un testamento?

El Psiquiatra forense se debe al honor de la verdad de su propio juicio.

En un tribunal, la tarea del psiquiatra tiene una gran relevancia; pongamos algunos ejemplos:

  1. ) En los casos donde se cuestiona la imputabilidad (la atribución que tiene una persona de la responsabilidad ante un hecho) de un individuo que ha sido acusado. Otro ejemplo, son los procedimientos de incapacitación legal, y en diferentes tipos de competencia para tomar decisiones (emitir poderes notariales, testamentos, compraventas de inmuebles, etc).
  2. ) En los casos de acoso laboral, emitir opinión sobre secuelas o nexo de causalidad, o elaborar un informe sobre la incapacidad laboral permanente de un individuo. Más aún, si estos están relacionados con profesiones donde su estado mental no le permite desarrollar su labor como militares, miembros de cuerpos y fuerzas de seguridad.
  3. ) En los casos de herencias, se hace necesarios saber si la persona sufre una enfermedad mental que no le permite hacer un testamento o modificar uno ya hecho.

Es importante aclarar que realizar un peritaje forense no es realizar una evaluación clínica en aras de un tratamiento. El marco de acción de la psiquiatría clínica es diferente al de la psiquiatría forense. En el primero está dirigido a realizar, a posteriori, un tratamiento psiquiátrico o psicoterapéutico, en el segundo está dirigido a favor de la evaluación psiquiátrica en relación con los temas legales que se solicitan, y no busca en ningun momento realizar un tratamiento, se busca dar con la verdad a la vista de los hechos y las alegaciones legales que le competen al acusado. Todo psiquiatra forense debe actuar en torno a los intereses de los individuos y las instituciones que demandan sus servicios, tomando en cuenta que su principio básico es mantener su juicio clínico-legal.