La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Consulta de Psiquiatría y Psicoterapia Dr. Benjamín Cortés

¿ES EFECTIVA LA PSICOTERAPIA?

Publicado 26/04/2016

Dr. Benjamín Cortés

Esta pregunta se puede contestar ante las evidencias de la investigación de resultados y de procesos en psicoterapia.

La investigación de resultados está diseñada para identificar la eficacia de un servicio de atención o una intervención específica (Polit & Hungler, 2000). El impulso de la investigación de resultados se inspira en evaluación y el aseguramiento de la calidad desarrollados por las organizaciones que revisan las normas profesionales (profesional standards review organizations, PSRO) en los Estados Unidos, las cuales se crearon en la década de los 70´s a demanda política de que se justifiquen las intervenciones en salud respecto a eficacia y costo (Jost, 1989; Lambert & Ogles, 2004). El sistema de salud ha tenido una profunda influencia en el desarrollo de los de salud mental y en la investigación en psicoterapia (Lambert & Ogles, 2004), de tal manera que algunos tópicos se han vuelto centrales en la investigación como son el número de sesiones necesarias para producir una mejoría, diferencias en los tratamientos según el nivel de entrenamiento de los investigadores y la búsqueda de tratamientos empíricamente validados (Lambert & Ogles, 2004).

Desde un punto de vista profesional, existe un compromiso ético en que los tratamientos empleados sean evaluados científicamente mediante investigaciones de proceso y resultado, que muestren que son eficaces y eficientes de forma general y que produce las mejorías observadas en particular. El auge de los estudios de resultados ha generado también una presión en demostrar que un tratamiento es eficaz para así obtener fondos para la financiación de programas e investigaciones (Najavits, 2003).

En la década de los cincuenta, Eysenck (1952) publicó un estudio con el que cuestionó la utilidad del tratamiento psicológico no conductual de ese entonces. Su artículo consistía en una revisión de 24 estudios y concluyó que, hasta esa fecha, “existía una correlación inversa entre recuperación y psicoterapia; a mayor psicoterapia menor índice de mejoría” (Eysenck, 1952, pág. 322) y que el efecto de la psicoterapia era inferior incluso al de la remisión espontánea de los pacientes que no recibían ningún tipo de tratamiento (imaginen el impacto que tuvo esto en el círculo psicoanalítico, pues era el modelo de terapia predominante). Esto mantuvo un animado debate sobre la eficacia de la psicoterapia, con numerosas críticas (Lambert, Bergin, & Garfield, 2004). En la actualidad, la cantidad de evidencia en estudios controlados y el uso del meta-análisis ha resuelto esta controversia, porque ha permitido obtener una una mayor objetividad a través de métodos estadísticos que pueden ser replicados por otros investigadores (Macbeth, Cortada, & Razumiejczyk, 2007; Lambert & Ogles, 2004). Las conclusiones generales de estos estudios son que la psicoterapia es superior al no tratamiento, que excede el beneficio proporcionado por un tratamiento placebo, y que estos resultados no solo son estadísticamente significativos, sino que también son clínicamente relevantes (Lambert & Ogles, 2004). Muchos pacientes mantienen las mejorías al seguimiento, aunque desafortunadamente, se estima que entre un 5% y un 10% de los pacientes empeoran con un tratamiento psicoterapéutico (Lambert & Ogles, 2004).
Es necesaria una investigación rigurosa de los modelos de tratamiento de una forma continua, especialmente de modelos mixtos, de los cuales no se tiene evidencia, además, existe una amplia línea de investigación en la investigación de resultados, como es el efecto específico de determinadas intervenciones y en los factores comunes en las psicoterapias (Lambert & Ogles, 2004).

Referencias:
- Polit, D. F., & Hungler, B. P. (2000). Investigación científica en ciencias de la salud. México: MacGraw-Hill Interamericana.
- Jost, T. S. (1989). Medicare peer review organizations. Quality assurance in health care: the official journal of the International Society forQuality Assurance in Health Care / ISQA , 1 (4), 235-248.
- Lambert, M. J., & Ogles, B. M. (2004). The efficacy andeffectiveness of psychotherapy. En M. J. Lambert (Ed.), Bergin and Gardfield´s Handbook of Psychotherapy and Behavior Change (5th ed. ed., págs. 139-193). New York: Wiley & Sons.
- Najavits, L. M. (2003). How to Design an Effective Treatment Outcome Study. Journal of gambling studies , 19 (3), 317-337.
- Eysenck, H. J. (1952). The effects of psychotherapy: Anevaluation. Journal of ConsultingPsychology, 16, 319-324.
- Lambert, M. J., Bergin, A. E., & Garfield, S. L. (2004). Introduction and Historical Overview. En M. J. Lambert (Ed.), Bergin andGarfield´s Handbook of Psychotherpay and Behavior Change (págs. 3-15). New York: Wiley and Sons.
- Macbeth, G., Cortada,N., & Razumiejczyk, E. (2007). El Meta-Análisis: La integración de los resultados científicos. Evaluar , 7, 34-46.

Lea toda la publicación »

EL NIÑO ANTE EL DIVORCIO DE LOS PADRES, O LOS PADRES DIVORCIADOS ANTE SU HIJO

Publicado 26/04/2016

Dr. Benjamín Cortés Morales

¿CÓMO EXPLICAR EL DIVORCIO A LOS HIJOS?

Contestar esta pregunta es tan difícil como llevar a cabo su contenido, sin embargo, si seguimos algunos aspectos fundamentales podemos hacer frente a esta difícil situación.

Después del divorcio, un niño no tiene por qué ser conflictivo. Antes que nada, hay que aceptar que se haga lo que se haga, esto va a tener un impacto, de manera que el objetivo es haciéndolo de tal forma que sea mas "llevadero" para el niño.

¿Cómo explicar la ruptura?
No existe un discurso hecho a priori, sin embargo habría que considerar lo siguiente.

1) El divorcio es cosa de dos, por lo que se debe presentar al niño como una decisión conjunta: hay que compartir la responsabilidad de informar conjuntamente a los hijos. Hablar por turnos en un tono sereno y seguro, una discusión en esos momentos no ayuda a informar bien. Si, por la forma en que ocurrió la separación, no es posible que se lo comuniquen juntos, se puede hacer por separado, tomando en consideración que ambos den la misma versión.

2) Ya que el divorcio es cosa de dos, con sus respectivos motivos y emociones, es conveniente no informar al niño de los conflictos de fondo, o lo que es lo mismo, los motivos que llevaron a los padres a la separación. Lo peor que se puede decir es algo como "tu padre se echó una novia y por eso se va". El asunto está en aproximarse a la verdad sin entrar en los pormenores: preguntarse antes ¿qué quiero conseguir con la información que le estoy dando a mi hijo?".

3) Que quede claro que el niño no tiene nada que ver con la separación. Los niños tienen una imaginación inimaginable y pueden montarse una gran cantidad de historias, hasta pensar que sus padres se separaron por ellos. Es por eso que no está de más repetir una u otra vez que ellos no son culpables de la ruptura, y decir que la separación es porque "tu madre y yo nos separamos porque ya no nos queremos, pero tu no tienes la culpa, te queremos igual".

4) El contexto no debe ser un teatro, en ningún momento se deben tomar actitudes victimistas ni dramáticas. Se debe transmitir serenidad y que la decisión es definitiva y que quede claro que no puede hacer nada para cambiar la situación. El escenario que se debe plantear es que en la pareja no hay víctimas ni culpables, ni que uno es bueno y el otro malo.

5) Plantearlo claro. Por ejemplo "papá y mamá ya no vamos a vivir juntos, pero vais a seguir viéndonos a los dos porque los dos te queremos, vais a seguir teniendo todo nuestro cariño, y esta decisión no tiene nada que ver contigo, no es culpa tuya.

6) Dejar que el niño exprese su malestar. Si llora, consolarlo; si se pone triste abrazarlo y decirle cuanto lo quieren. No dejar que el niño manifieste su emociones no ayuda.

Para terminar he de repetir que no es un momento agradable, pero si necesario y sumamente importante. La separación de los padres es un asunto serio y el efecto psicológico en la salud mental del niño está en la calidad de las relaciones padre-hijo y madre-hijo, lo fundamental es la calidad de la relaciones entre los intervinientes.

Lea toda la publicación »

PARA HACER TERAPIA FAMILIAR ¿ES NECESARIO QUE ACUDA A LA CONSULTA TODA LA FAMILIA?

Publicado 26/04/2016

Dr. Benjamín Cortés

En el Modelo de Terapia Familiar Breve (modelo utilizado en esta clínica) no es necesario. Es deseable que esté toda la familia, ya que mientras más personas se involucren en resolver un problema es mejor, y que más si los involucrados son los miembros de la Familia.

Sin embargo, este enfoque ha sido enriquecido con muchas técnicas y diseño de estrategias psicoterapéuticas que hacen que no sea necesario que estén todos.

Voy a poner un ejemplo que puede ser abordado de varias maneras, sin tener que traer a todos los miembros de la familia.
1) En muchas ocasiones vienen los padres solicitando atención por su hijo/a, manifestando que éste último no quiere saber de nada de psiquiatras y psicólogos. La primera medida es invitar al chico/a, sin embargo se puede estudiar el problema y trabajar con los padres para ver "qué cosas pueden hacer diferente en la relación con el chico resolver el problema". Hay casos en los que el chico decide venir, al notar cambios en el sistema familiar.
2) Este mismo caso se podría enfocar diferente, y encontrar con la familia momentos en que el chico/a ha estado bien y ver qué pautas de relación han estado funcionando.
3) Una vez que nos hemos enterado bien de qué está sucediendo, se pueden dar pautas de comportamiento a los padres para que estos actúen como una unidad ante la visión del chico/a, por lo que este no le quede más remedio que cambiar pues las pautas que este último utilizaba ya no funcionan.

Este es solo un caso, hay múltiples opciones, que se pueden diseñar en la sesión de terapia según el problema que traigan a terapia.

Lea toda la publicación »

- ¿RESI...QUÉ? ¿RESISTENCIA? - NO, R E S I L E N C I A: ¡RESILENCIA!

Publicado 26/04/2016

Dr. Benjamín Cortés

De entrada, queridos lectores, la palabra no nos dice por donde van los tiros. Para darle un sentido y cómo usarla hay que escarbar un poco.

Tiene su origen en el latín "resilio" que significa "volver atrás, volver de un salto, resaltar, rebotar". En las ciencias sociales se usa para describir a una persona que, a pesar de nacer y vivir en situaciones de alto riesgo, se desarrollan psicológicamente sanos.

Ya con esto nos suena a "Ana Frank y su diario". Pues si, por ahí van los tiros...

Se ha definido como la habilidad para surgir de la adversidad, adaptarse, recuperarse y acceder a una vida significativa y productiva, además de que la realidad lo transforma a uno mismo.

Las guerras, los desastres naturales y la misma pobreza (como situación de deprivación y estrés) expone al individuo al dolor y al estrés crónico (de hecho pienso que una de las peores combinaciones en salud mental es POBREZA-ESQUIZOFRENIA). Estos eventos atentan contra la salud mental y física, la estabilidad emocional, el buen desarrollo de las relaciones familiares.

En varios estudios se han listado atributos de niños, que pese a estos ataques, podían salir adelante con sus vidas. Entre estos están:
1. Nivel socio-económico más alto
2. Género femenino en caso de prepúberes, y género masculino en etapas posteriores de desarrollo.
3. Ausencia de déficit orgánico
4. Temperamento fácil
5. Menor de edad al momento del trauma
6. Ausencia de separaciones o pérdidas tempranas
7. Padres competentes
8. Relación cálida con al menos un cuidador primario
9. Posibilidad de contar en la adultez con apoyo social del cónyuge, familia u otras figuras.
10. Mejor red informal de apoyo (vínculos)
11. Mejor red formal de apoyo a través de una mejor experiencia educacional y de participar en actividades de instituciones religiosas y de fe.

En relación al niño:
1. Mayor Coeficiente Intelectual y habilidades en la resolución de problemas.
2. Mejores estilos de enfrentamiento
3. Motivación al logro autogestionada (task related self efficacy)
4. Autonomía y locus e control interno
5. Empatía, conocimiento y manejo adecuado de las relaciones interpersonales
6. Voluntad y capacidad de planificación
7. Sentido del humor positivo

De esta gran lista podemos centrarnos en aquellos más cercanos. La familia. La influencia que los padres ejercen sobre el niño, la que permanece fija al menos los dos primeros años de vida, puede ser altamente adaptativa (o dramáticamente desadaptativa como lo demostró René Spitz cuando describió la "depresión anaclítica"). La presencia de una figura, aunque remota, estable y respondedora en la vida temprana del niño puede constituirse tanto como un factor protector como también, promover un tipo de relación segura, contribuyendo así al fortalecimiento de la resiliencia en el niño.

Promovamos una niñez temprana resiliente, y si no ha sido así, os remito a esta gran lista de factores que pueden hacer "la vuelta atrás" y empezar con una vida satisfactoria.

Lea toda la publicación »

“MUERTE NEURONAL” ¿ESTÁ TODO PERDIDO?

Publicado 26/04/2016

Dr. Benjamín Cortes

Clásicamente, el cerebro es descrito como una gran cantidad de neuronas y una serie de conexiones entre ellas, sostenidas por otras células no neuronales y vasos sanguíneos. En el bebé en formación, la migración de neuronas comienzan entre las primeras semanas de la concepción y está finalmente casi completada al nacimiento, de forma que el volumen cerebral de un niño de 5 años es el 95% del volumen de uno adulto, sin embargo, el cerebro nunca deja de cambiar.

Recientemente se ha descubierto que la formación de nuevas neuronas también ocurre a todo lo largo de la vida, y este descubrimiento es impactante, pues se creía que un cerebro adulto tenía ya las neuronas que debía tener y “neurona muerta, es neurona perdida y pare de contar”. Pero eso no es todo, también las neuronas son “cambiables y maleables” (más en etapas tempranas de la vida que en un adulto mayor), que pueden migrar a sitios donde se necesitan y que también pueden realizar nuevas conexiones con otras neuronas ante las agresiones al cerebro. En otras palabras, el cerebro es “Neuroplástico”. Os invito a quedarse con esa palabra, pues está revolucionando la forma de entender el funcionamiento cerebral.

El mejor ejemplo de esta neuroplasticidad está en una región que es extremadamente sensible al estrés, la edad y las enfermedades: el hipocampo. Esta región cumple funciones tan importantes como la Memoria y la Orientación. Actualmente se puede decir sin temor a equivocarse que el hipocampo es capaz de repararse a sí mismo a través de la producción, migración y diferenciación de precursores celulares en neuronas nuevas y funcionales.

Esta autoreparación parece estar estimulada por el aprendizaje, la psicoterapia, el ejercicio, los factores de crecimiento endógenos e incluso ciertos agentes psicofarmacológicos como los antidepresivos.

En el trastorno depresivo hay una disminución del tamaño de ciertas zonas cerebrales que se traducen a fallos en la memoria, despistes, torpeza motora, falta de concentración, tristeza y otras más. Sin embargo, se ha demostrado que después de un tratamiento efectivo esas zonas vuelven a aumentar su tamaño.

Durante el desarrollo intraútero, una migración anormal de neuronas pueden llevar a un ser humano a sufrir enfermedades como la epilepsia, el retraso mental, la psicosis, discapacidades intelectuales y diversas alteraciones psiquiátricas de comienzo en la infancia tales como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

Grandes expertos en psicofarmacología como Stephen M. Stahl (Profesor adjunto de Psiquiatría en la Universidad de California, San Diego) consideran que la repetición de una buena conducta, el aprendizaje o la psicoterapia puedan en conjunto tener el potencial para reestructurar y así rehabilitar el cerebro por largos períodos de tiempo. Por otra parte, la deprivación emocional, el abuso físico o las malas experiencias durante la infancia mientras las neuronas están formando sus sinapsis podría causar una insuficiente conexión neuronal.

Una buena borrachera no solo es tóxica para el hígado, sino también para las neuronas, la persona que esnifa cocaína no solo se vuelve eufórica, sino que también sufre de la contracción de los pequeños vasos sanguíneos que irrigan el cerebro causando áreas con microinfartos (y muerte neuronal difusa en cualquier parte del cerebro), un sujeto sometido a un estrés crónico mantiene elevado el nivel de cortisol en sangre de una forma que es tóxico para las neuronas. Daños cerebrales de este tipo son muy numerosos para enumerarlos todos. El evitarlos es lo mejor que un individuo puede hacer por su cuerpo, y aunque la vida nos lleve por derroteros hasta un “point of no return”, la ciencia médica está descubriendo formas de tratar las afecciones. Aún no se pueden pedir milagros, pero si mejorías, y mejorías prolongadas en los síntomas de las enfermedades mentales, mejorías que puedan permitir a un individuo ganarse la vida honradamente, tener la capacidad de expresar y vivir sus emociones, y contribuir a que él y los otros tengan un crecimiento biofílico, es decir hacia la vida y no hacia la muerte.

Lea toda la publicación »

A EJERCITAR EL CEREBRO: "MON AMI, O LO USA O SE LE ATROFIA, N´EST CE PAS"

Publicado 26/04/2016

Dr. Benjamín Cortes

No, no existe tal Fuente de la Juventud. Ponce de León murió sin descubrirla. Hera, la esposa de Zeus (pura mitología) se bañaba en un manantial que renovaba su juventud. Dorian Grey, no deja de ser una excelente sugerencia de lectura -que dicho sea de paso os la recomiendo-, pero su eterna juventud se queda en las paginas encuadernadas y paridas del genio de Oscar Wilde.

Existen al menos 10 teorías para explicar el envejecimiento celular, todas ellas se pueden aplicar a nuestro bien amado cerebro. Pero, ¿existe alguna teoría para el no-envegecimiento?. La respuesta es francamente negativa.

Hasta ahora, las únicas células humanas que pueden ser inmortales son las células mixoploides ANÓMALAS, como las células HeLa procedentes originalmente de tejido canceroso del cuello del útero cultivadas por Gey (Cita bibliográfica: Gey GO. Some aspects of the constitution and behavior of normal and malignant cells maintained in continuous culture. Harvey Lectures 50:154-229, 1955).

Lo que si tiene una respuesta afirmativa es la ya famosa pregunta ¿Se puede retrazar el envegecimiento?.

Existe un gen que codifica una proteína que se ha encontrado de forma más frecuente en los individuos centenarios que en los jóvenes (el alelo ɛ2 de la Apolipoproteína E). En el mundo científico, no se pierde la esperanza de encontrar más características que diferencien a los grupos longevos de los que no lo son.

A pesar de que no tengamos ese gen, ejercitar el cerebro sigue siendo un paradigma. Estos ejercicios incluyen la lectura, escritura, resolver crucigramas, juegos de mesa o de cartas, participar en grupos de discusión, interpretar música, el ejercicio físico o hasta cuidar niños. Solo aquellas actividades que implican un aprendizaje activo harán sobrevivir las células que el cerebro ya tiene y las que se forman a lo largo de la vida adulta.

Así que, los mentalmente y/o físicamente holgazanes contribuyen a la continua atrofia y disminución en el tamaño de este órgano tan útil. Y si no me lo creen, puedo citar a mi abuela que ha resuelto crucigramas desde que yo tengo uso de razón, y pese a su cardiopatía y obstrucción del canal vertebral que le impide andar a voluntad, tiene una mente lúcida y afable a sus ya 85 años.

Lea toda la publicación »

EL PARADIGMA DE "ASÍ SOY YO Y NO PUEDO CAMBIAR"

Publicado 26/04/2016

Dr. Benjamín Cortés Morales

Os suenan estas frases: "Este es mi macho y en el me monto", "Genio y figura, hasta la sepultura". Pues una creencia puede ser considerada un Paradigma y a partir de ahí "siempre seré el mismo"...

Antes de entrar en materia quiero definir la palabra PARADIGMA. En Psicología se refiriere a aceptaciones de ideas, pensamientos, creencias incorporadas generalmente durante nuestra primera etapa de vida (o en cualquier momento de nuestra vida) que se aceptan como verdaderas o falsas sin ponerlas a prueba de un nuevo análisis.

En ocasiones estas creencias se forma poco a poco hasta hacerse inmodificables. "Soy un desastre de alumno, nunca voy a pasar la carrera". Pues bien, este alumno ha llegado a esa creencia que ha incorporado tan bien que es verdadera, sin tratar de ponerla a prueba.

De esta manera paradigma y creencia vendrían teniendo un uso similar. Nuestras emociones están inextricablemente unidas. Sin embargo, si las sometemos a prueba nos enteraremos que son modificables. Una persona puede hacerlo, y de hecho lo hace, y por lo tanto nunca la vemos aparecer en las consultas de psicología. Sin embargo otras tienen dificultades y conducen a sentimientos de ansiedad, depresión y muchos más.

Veamos con se forman estas creencias con el siguiente vídeo:

Al final de este experimento los monos se pelean sin entender el por qué de la conducta.

Ahora aterricemos desde el vídeo a nuestra vida diaria. En vuestras familias podéis ver comportamientos que no comprendemos y que no nos permiten estar a gusto. Muchas veces nos preguntamos dónde fallamos, sin embargo, esto nunca es fácil de contestar. Una madre que tiene un hijo que se droga puede preguntarse "dónde fallé", y luego tener la creencia de "Soy una mala madre" y posteriormente "sentirse triste o frustrada".

Las creencias, creencias son, y por lo tanto se pueden someter a pruebas, y estas pueden derivar en conclusiones distintas y por lo tanto sentimientos distintos.

Todas las personas podemos cambiar, y yo lo creo firmemente, de lo contrario no hubiese estudiado mi profesión. Dice el conocido dicho "nadie se baña dos veces en el mismo río", pues el rió cambia. Yo le agrego a ese dicho que en "Nadie se baña dos veces en el mismo río, porque el río no es el mismo y la persona no es la misma.

SIEMPRE HAY MÁS DE UNA FORMA DE SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS

Publicado 26/04/2016

Dr. Benjamín Cortés Morales

Personalmente me es muy útil atender a mis pacientes pensando que no hay una única forma de solucionar las cosas. Y esta frase se puede parafrasear también en que no hay una única forma de psicoterapia para solucionar las cosas.

Los colegas que lleven ya tiempo ejerciendo quizás estén de acuerdo conmigo (o no), pero a medida que atiendo más pacientes encuentro los límites clínicos que la realidad impone cuando se tiende a creer que solo un tipo de psicoterapia funciona y el resto no.

Hace dos años compré de forma entusiasmada el libro "La entrevista psiquiátrica en la práctica clínica" (edición 2008). Y fue un gusto leer en el prólogo como Roger Mackinnon y Robert Michels, dos grandes psiquiatras, afirmaban que "después de estos 35 años nosotros mismos hemos cambiado también. Somos más experimentados y, esperamos, más empáticos, pero también, más respetuosos de las soluciones que nuestros pacientes han creado para solucionar sus problemas".

Como muchos otros terapeutas, yo me uno a la idea de que los terapeutas y los psiquiatras son especialistas en ayudar a la gente pero los pacientes SON LOS ESPECIALISTAS EN SU VIDA, por lo que nosotros no cambiamos a los pacientes, ellos se cambian a si mismos, y nosotros les ayudamos a cambiar con nuestro conocimiento.

Para cada paciente hay muchas soluciones, y como psicoterapeuta es importante estimular también las soluciones que nos traen a las consultas, pues si estas funcionan es útil si las volcamos en su favor.

Decía Paul Watzlawick, que no hay nada más peligroso que tener solo una idea de como deben ser las cosas. La historia nos recuerda a Adolfo y su raza aria.

Las soluciones surgen en una conversación donde se habla de soluciones. Hablar del problema está bien pero solucionarlo mejor, y no hay una única receta, las recetas salen de la conversación.

Lea toda la publicación »

FIBROMIALGIA: UNA ENFERMEDAD CON VARIAS CARAS

Publicado 26/04/2016

Dr. Benjamín Cortés Morales

Hasta hace pocos años muchos pacientes se quejaban de muchas molestias, en especial dolor, problemas de sueño, cansancio, tristeza.., y no se les sabía dar un diagnóstico que explicara su problema y menos aún un tratamiento definido.

Este problema ya tiene nombre, se llama FIBROMIALGIA, y se reconoce como una enfermedad reumatológica verídica, dejando atrás las ideas que "son inventos de la persona que la sufre".

La fibromialgia no siempre aparece igual en todas las personas. Físicamente no se nota por lo que era una enfermedad incomprendida, y LO SIGUE SIENDO para muchas personas.

La fibromialgia se caracteriza por dolor y rigidez de los músculos, ligamentos y tendones. Las áreas de mayor sensibilidad al dolor se les conocen como "puntos gatillo". Es más frecuente en mujeres pero también aparece en hombres.

Desafortunadamente no se sabe que la causa, y a veces es precipitada por un estrés que produce un espasmo arterial localizado que interfiere con la llegada de oxígeno en las áreas afectadas. Además de síntomas como la ansiedad, hay depresión, fatiga e incapacidad para dormir.

NO HAY HALLAZGOS DE LABORATORIO QUE PERMITAN HACER EL DIAGNÓSTICO CON SEGURIDAD, por lo que el médico que esté frente a un paciente con estas características debe de estar sensibilizado a este problema y descartar antes que no tenga otra enfermedad reumática o hipotiroidismo.

El psiquiatra tiene mucho que aportar para ayudar a estos enfermos: 1º) Estar consciente y sensibilizado que existe, 2º) descartar otras enfermedades con ayuda de los reumatólogos o médicos internistas y 3º) saber tratar los síntomas psiquiátricos como la depresión, ansiedad o los trastornos del sueño.

No siempre aparece igual, pueden ser más prominentes los síntomas afectivos y ansiosos, otras veces el dolor, el "sentirse mal", cansancio e insomnio.

Es normal que el paciente no pueda definir bien su dolor, e incluso no se siente el mismo dolor en todos los sitios. Lo que si están claros es que este dolor le impiden realizar sus tareas diarias.

Si hay algo que el psiquiatra puede aportar es SER PACIENTE CON ESTOS ENFERMOS Y ENTENDER SU PROBLEMA, pues normalmente cuando llegan a nuestras consultas han pasado por muchos médicos y tratamientos, y no resulta fácil encontrar un fármaco definitivamente eficaz. LA PACIENCIA Y LA COMPRENSIÓN es la mejor medicina, e intentar sin darse por vencido a apoyar tanto farmacológica como psíquicamente.

A continuación agrego un vídeo elaborado por varias asociaciones de pacientes con fibromialgia, en él se presentan testimonios de personas que padecen de esta enfermedad:

Lea toda la publicación »

LOS TRASTORNOS DEL ANIMO Y EN LAS DEMENCIAS

Publicado 26/04/2016

TITULO DEL CUADRO: Anciano afligido - AUTOR: Vincent Van Gogh - FECHA: 1890 - MUSEO: Museo Kröller Müller (Países Bajos, The Netherlands) - ESTILO: Neo-Impresionismo - MATERIAL: Oleo sobre lienzoTITULO DEL CUADRO: Anciano afligido - AUTOR: Vincent Van Gogh - FECHA: 1890 - MUSEO: Museo Kröller Müller (Países Bajos, The Netherlands) - ESTILO: Neo-Impresionismo - MATERIAL: Oleo sobre lienzoDr. Benjamín Cortés

La enfermedad de Alzheimer se ha convertido desde hace decenios en un verdadero reto para los médicos y los investigadores. El desarrollo de cuatro fármacos para el tratamiento específico de la pérdida de las capacidades cognitivas a generado un cambio espectacular, la investigación en medidas no farmacológicas es un campo prometedor, pues tienen igual peso que los fármacos en el tratamiento, el desarrollo de una vacuna, que aun no está disponible en el mercado, y otros fármacos que aun están en fases de investigación, proporcionan horizontes útiles.

En medicina, la demencia es una enfermedad que va a caballo entre tres especialidades: la neurología, la geriatría y la psiquiatría. Sin embargo, sin la labor de otras especialidades como la neuro-psicología, la fisioterapia, la terapia ocupacional, la educación psicosocial, la logopedia y dos también fundamentales: la terapia familiar y el Trabajo social, es difícil de gestionar casos que muchas veces son tan complejos que ponen en jaque a todo un equipo de profesionales.

Las personas afectadas con demencia no son las únicas que sufren las consecuencias de esta, la figura del cuidador principal y toda la familia, especialmente el cónyuge e hijos, sufren al ver el deterioro progresivo de quién en otra época era la "personalidad" de su esposo/a y padre/madre.

Situándonos en la persona afectada por la demencia, los trastornos afectivos son muy frecuentes, y en algunos tipos de demencia son las manifestaciones más precoces, más aun que la pérdida de la memoria.

Muchas veces las manifestaciones afectivas pasan relativamente desapercibidas ya se pueden atribuir al deterioro cognitivo, y las dificultades en el habla (afasias) que genera la demencia interfieren en la comunicación de tal estado, y en este último caso, para poder identificar que está presente una depresión se necesita hacer uso de indicadores indirectos.

La relación entre depresión y la demencia es muy conocida, tanto cuando la persona se vuelve consciente de sus déficit y que ya no es capaz de hacer lo que antes se le daba tan bien, o como cuando es producto del inevitable proceso degenerativo de las zonas cerebrales encargadas de los afectos.

De los síntomas neuropsiquátricos, la depresión y la apatía son dos de los más frecuentes. El riesgo de depresión aumenta cuando la persona es soltera o viuda, tiene antecedentes de episodios depresivos, enfermedades concomitantes graves, especialmente si generan dolor o mayor incapacidad, tienen escaso soporte familiar y/o social, hay alteraciones en el sueño, si vive solo/a, o toma fármacos que pueden producir por si mismas depresión como la progesterona, los β-Bloqueantes, los calcioantagonistas, la metildopa, el tamoxifeno, los corticoides o el interferon-α (Cole MG, Dendukuri N. Risk factors for depression among elderly community subjects: a systematic review and meta-analysis. Am J Psychiatry 2003;160:1147-56).

En los casos de pacientes con una demencia establecida, la depresión suele caracterizarse por tristeza, sensación de una mayor fatiga, retardo y lentitud en el pensamiento o en los movimientos y la apatía. Algunos síntomas especialmente útiles para sospechar la presencia de depresión en estadios iniciales de una demencia son: la apariencia triste, la inquietud en el día, la lentitud del lenguaje, movimientos más lentos, pérdida del apetito, el despertar temprano y la variación diurna del humor.

Para abordar las necesidades que plantea la depresión y demencia se deben tener en cuenta varias alternativas. La psicofarmacología es una de ellas, pautando cautelosamente el fármaco cuando es necesario, y las intervenciones psicosociales, como intervenciones orientadas a los sentidos (estimulación neurosensorial, musicoterapia, danzaterapia), e intervenciones orientadas a las emociones (terapia familiar, terapia individual en fases iniciales incipientes o iniciales) y el ejercicio físico (especialmente el ejercicio funcional).

No todos los tipos de demencia tienen igual pronóstico de recuperación afectiva, sin embargo, hay muchas que si, y esto mejora no solo la salud en general sino la presencia de una relación interfamiliar adecuada y placentera en las últimas etapas de la vida de la persona.

Lea toda la publicación »

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?